El Huracán no sopló en Tokio

El argentino Omar Narváez perdió el título supermosca de la Organización Mundial de Boxeo tras ser derrotado por el japones Naoya Inoue. El hombre de Trelew cayó cuatro veces en dos rounds y se quedó sin corona, en su defensa número 12.

Tokio.- Omar Narváez resignó en Japón el título supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al ser derrotado por nocaut en el segundo round por el local Naoya Inoue (21 años, 52,163), en una pelea disputada en el Metropolitan Gym.

El chubutense, de 39 años y con un peso oficial de 51,823, fue vencido en forma contundente en lo que fue su duodécima defensa del cinturón supermosca OMB, ya que Inoue lo derribó en dos oportunidades en el primer asalto y otras dos en el segundo, escuchando arrodillado en la última caída toda la cuenta del árbitro estadounidense Lou Moret.

El púgil japonés sorprendió a Narváez desde el comienzo, con autoridad y decisión, marcando el camino del triunfo cuando repitió dos derechas en la frente del argentino, que fue a la lona por primera vez ante el estupor de su rincón.

Tras la cuenta de protección por parte del árbitro, el argentino trató de revertir la historia mediante su clásica movilidad y trabajando de contra, pero Inoue, sin desesperar, siguió controlando las acciones y lo derribó por segunda vez con una mano no muy potente pero efectiva.

En el segundo capítulo, Narváez no pudo contrarrestar la potencia del nuevo campeón, quien demostró aplomo y concentración para definir, y soportó otras dos caídas cuando recibió potentes y certeras izquierdas a la zona hepática, que lo demolieron.

El Huracán nada pudo hacer para controlar a un boxeador que a pesar de su corta edad y solo ocho peleas en su historial profesional (con siete nocauts), este año conquistó el título minimosca del CMB (dos categorías menor), título que lo defendió en una oportunidad y luego dejó vacante para enfrentar al argentino.

(Fuente: Tyc Sports)