El agente de policía que mató a un ladrón quedó en libertad

La decisión fue tomada luego de que se analizaran los elementos reunidos en la investigación desde que ocurrió el hecho en el barrio San Lorenzo.

Neuquén.- Esta tarde la fiscal del caso Eugenia Titanti ordenó que Marcos Merino, un efectivo de la Policía de Neuquén que está bajo investigación por el homicidio de Gerardo Villa, quede en libertad.

El agente había sido detenido ayer por la noche luego de que se presentarse en la Comisaría N°16 a radicar una denuncia. «Hemos analizado toda la información reunida en estas 24 horas, que comprende testimonios de vecinos y de un acompañante de la víctima; el análisis de cámaras de seguridad y las pericias del lugar del hecho y requisa de un vehículo secuestrado, efectuadas por personal forense del Poder Judicial; el informe preliminar de la autopsia; y la declaración del efectivo que hoy dio su versión de lo ocurrido en presencia de su abogado», explicó Titanti.

«Con el análisis de toda esta información, tomamos la decisión de posponer la eventual formulación de cargos hasta tener mayor precisión sobre las circunstancias del hecho, y si estamos o no ante la acción de un policía que habría actuado ante un robo armado en su vivienda particular», concluyó la fiscal.

El hecho ocurrió el lunes alrededor de las 14 en la vivienda de Merino, ubicada en la calle Meriño Villanueva al 300. Allí, mientras dormía, dos personas irrumpieron violentamente en su casa.

Tras salir de la vivienda, el efectivo, desde la vereda, disparó dos veces su arma reglamentaria 9 milímetros en dirección hacia el auto al que ambas personas habían subido. Uno de los proyectiles ingresó por el vidrio trasero izquierdo e impactó a la víctima que iba del lado del acompañante. De acuerdo al informe preliminar de la autopsia, el proyectil le ingresó a la altura del omóplato izquierdo y le quedó alojado del lado derecho del hemitórax. La lesión le provocó la muerte a Villa.