Cristina volvió y se refirió al cobro de impuestos en medio de reclamos sindicales

Luego de su recuperación, esta tarde reapareció en público y se refirió a las ganancias.

Buenos Aires.- Después de tres semanas, en las que permaneció internada y debió realizar reposo por un cuadro de sigmoiditis, la presidenta Cristina Kirchner retomó esta tarde su agenda pública en la Convención de la Cámara Argentina de la Construcción en el hotel Sheraton de Retiro.

«Estamos retornando de nuestras vacaciones anuales. Vieron que últimamente tomo vacaciones, en el 2012 en la Austral, en el 2013 en la Favaloro, y ahora en la Otamendi», indicó la jefa del Estado en referencia a las anteriores internaciones en distintos centros de salud porteños.

La mandataria quedó a cargo del cierre de la Convención en el salón Libertador del mencionado hotel porteño. Se trata de la reaparición pública de la Presidenta después de la internación por una semana a causa de un cuadro de sigmoiditis y el posterior reposo que cumplió primero en la Residencia de Olivos y, durante el último fin de semana, en su casa de El Calafate.

En su discurso frente a empresarios y funcionarios, la Presidenta se refirió al cobro de impuestos en medio de los fuertes reclamos de los sindicatos por el impuesto a las Ganancias. «Nos dicen que hay que eliminar o bajar Ganancias. ¿Cómo hacemos para financiar obra pública si no cobramos impuestos?», dijo Cristina Kirchner en su primer discurso tras su cuadro intestinal.

La expectativa por el regreso de la jefa de Estado estaba signada por el pedido de los gremios -incluso los más cercanos al Gobierno- de algún tipo de retoque en el impuesto a las ganancias. «Los trabajadores argentinos siguen siendo los mejores remunerados de América latina, no sólo en términos nominales sino también en cuanto al poder adquisitivo», enfatizó hoy la Presidenta.

La Presidenta pasó las últimas tres semanas de reposo después de que fue internada de manera sorpresiva el domingo 2 por una infección y alta fiebre, que tras los estudios se determinó que fue una diverticulitis. Pasó siete días internada en el sanatorio Otamendi y el resto en la quinta de Olivos. Aunque su alta médica definitiva fue el jueves pasado, Cristina evitó los actos y se fue a El Calafate, donde sí se la vio con militantes y participó de un acto en Chaco con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en comunicación telefónica