“Creo que fue un acto de presión brutal contra la independencia judicial”

El juez Daniel Rafecas se defendió frente a la solicitada de que sea removido de su cargo.

Buenos Aires.- El juez federal Daniel Rafecas rompió el silencio luego de la solicitada para pedir su remoción del cargo y definió como “presión brutal” el pedido público de un colectivo de más de 340 personas de la colectividad judía, los medios de comunicación, el radicalismo y el ámbito jurídico para que sea apartado de sus funciones. “Creo que fue un acto de presión brutal contra la independencia judicial”, afirmó desde los Estados Unidos, donde el magistrado se encuentra por cuestiones familiares.

La solicitada del jueves sostiene que Rafecas desestimó “en tiempo récord” la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el supuesto encubrimiento del atentado de la AMIA.

Frente a la primera solicitada, otro grupo de personalidades públicas organizó otro documento para respaldar a Rafecas. Los firmantes sostienen que Rafecas está siendo “víctima de una maniobra impulsada por los medios dominantes y las corporaciones económicas”, lo que “afecta gravemente al Estado de derecho”.

El apoyo a Rafecas fue firmado por dirigentes de derechos humanos, periodistas, juristas, políticos y artistas del kirchnerismo, el peronismo y la izquierda.

Fuente: Perfil 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*