Balearon la vivienda del Subjefe de la policía e incendiaron su camioneta

Raúl Liria sufrió un atentado en su vivienda en la madrugada de hoy, aún se desconocen los responsables y el hecho está en plena investigación.

Neuquén.- Desconocidos balearon la casa del Subjefe de policía, Raúl Liria y prendieron fuego su camioneta, con bombas tipo molotov. El hecho sucedió en la madrugada de hoy en la vivienda en la que también se encontraban su esposa y su hija.

Según fuentes policiales, los violentos, balearon el frente del inmueble y provocaron un incendio en la camioneta oficial en la que se moviliza el subjefe de la Fuerza, afortunadamente sin que se registraran lesionados. Por estas horas, se investiga el episodio, a fin de dar con los responsables. Pablo Vignaroli, es el fiscal que se encuentra a cargo.

Se supo que se trató de impactos de escopeta que dieron cerca de las ventanas y la puerta de la vivienda y que una de las esquirlas hirió levente  en el cuello a la esposa del comisario.

Desde la policía se informó que se hizo todo el trabajo pericial, se secuestraron las botellas con combustible, con las que se quiso incendiar la camioneta, se está consultando con los vecinos para recaudar datos y se está tratando de verificar las filmaciones del supermercado que está en frente.

Esta mañana se brindó una conferencia de prensa de la cual participaron, la víctima del atentado, el subjefe de la Policía Raúl Liria y el jefe Raul Laserna, en la cual se expresaron algunos detalles más sobre el incidente y se lanzaron las primeras sospechas.

El comisario Liria calificó el incidente como «grave y preocupante» y dijo que su esposa e hija, que se encontraban en la casa en el momento del ataque, estaban «intranquilas», afirmó además que «en 35 años de trabajo nunca he tenido un problema que motive este tipo de reacción».

Al ser consultado por sus sospechas, el subjefe, apuntó directamente a parte de los trabajadores policiales que intentan conformar un sindicato y explicó que «la única situación que venimos teniendo este último mes es con la gente que pretende la sindicalización».

Y fue más contundente y especifico en los argumentos que despiertan sus suposiciones al afirmar que desde el sindicato pidieron, tanto su «renuncia» como la de Laserna y que ellos son los causantes de «determinados males hacia la institución», a lo que calificó como «planteamientos muy alejados de la realidad» y concluyó que «mi sospecha radica en ese grupo de personas».

Por su parte, las declaraciones de Raúl Laserna, giraron también en el mismo sentido. El jefe de la policía, además de dar los principales detalles de la investigación, expresó que «hubo una intención clara de lesionar».

También habló del Sindicato y dijo que teniendo en cuenta ciertos hechos (acusaciones hacia su persona en la Comisaría 2da, pedidos de renuncia) «pienso con esos elementos, que el ataque viene del lado de este pseudogremio».