Arroyo Salgado agradeció la solicitada contra Rafecas

En un medio televisivo, la magistrada aseguró que el juez hizo esfuerzo "para enterrar junto con Nisman su denuncia".

Buenos Aires.- La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, agradeció en nombre de sus hijas a los firmantes de la solicitada publicada ayer pidiendo la remoción del juez Daniel Rafecas, de quien dijo que «no fue un juez que haya actuado en forma independiente del poder político anterior».

La jueza, en diálogo con un medio televisivo, dijo que el pedido «es una muestra de república», «un verdadero deber cívico» y «nos han demostrado que es la base de la comunidad la que debe ponerse a la cabeza de la demanda de justicia». Asimsimo, agregó que los firmantes «han impulsado una medida de acción concreta, la cual es la destitución del juez federal Daniel Rafecas, que fue el magistrado que más esfuerzo hizo para enterrar junto con Nisman su denuncia», afirmó.

Para Arroyo Salgado –que durante el reportaje se mostró conmovida, con lágrimas en los ojos- «de la propia solicitada resulta lo que él (Rafecas) de algún modo obtuvo como reconocimiento al mérito de esta desestimación en tiempo récord».