Agustina Kämpfer confirmó que se separó de Amado Boudou

La periodista ratificó la ruptura con el Vicepresidente. Es la primera vez que una de las partes habla del tema.

Buenos Aires.- Mucho se habló de la separación entre el vicepresidente Amado Boudou y la periodista Agustina Kämpfer tras cinco años de relación. Pero ninguna de las dos partes lo confirmaba, hasta anoche.

“Nuestro amor mutó en otro tipo de amor, muy respetuoso, muy fraternal, muy importante para los dos, pero se terminó”, dijo Kämpter.

“Nuestra relación de cinco años se basó en una vorágine, en una intensidad importante. Durante mucho tiempo buscamos un tiempo de calma para poder proyectar una vida familiar. Y la verdad es que nos ganó el tiempo. La verdad es esa: en la intención de buscar esa paz, en vez de un hijo vino una separación”, dijo la periodista.

Con respecto a las razones de la separación, Kämpfer aseguró: “Amado está en mi corazón. Hoy nos une un amor enorme, eterno e intocable. Pero las cosas fueron cambiando y hoy no estamos juntos (…). En cinco años nos pasaron muchas cosas. La gran mayoría de las cosas que nos pasaron son cosas que le pasan a cualquiera, y algunas otras son cosas que no le pasan a nadie. Nos pasaron muchas cosas buenas, otras malas, pero todas muy intensas, todo el tiempo”.

“Sin embargo, y no es por echarle la culpa a la política, para nada, porque los problemas nuestros eran nuestros, pero la política te pide que le des la vida. Es como un niño, como un hijo, que te pide todo, todo el tiempo, y a cambio te da lo que te da. Y en esa intensidad, en esa vorágine, nosotros lamentablemente no pudimos encontrar el espacio para solucionar algunas cuestiones que nos pasaban como pareja. No lo hubo. Cuando todo se empezó a fragmentar y empezaron a aparecer algunas fisuras, no pudimos parar la pelota y encontrar, valga la redundancia, un punto de encuentro”, reconoció.

Al ser consultada por si cree que Boudou es inocente en las distintas causas judiciales en las que se lo ve implicado, Kämpfer dijo que cree “que la Justicia lo va a demostrar, tarde o temprano. Uno cree en la Justicia porque quiere y porque debe, y yo quisiera que todo esto fuera lo más rápido posible, ¿no? Hoy por hoy, esto no es una opinión mía: casos como éste pueden durar quince años, doce años, diez, veinte, lo que sea”.

Fuente: Cronista.com