1500 días de comunicación y compañía radial

Mañanas en Red cumple mil quinientos programas al aire, conectando con oyentes de toda la provincia de Neuquén.

Los proyectos laborales no siempre duran lo que quisiéramos y muchas veces optamos por concluirlos. Sin embargo, persisten los que tienen un rumbo y objetivos definidos aunque estos puedan cambiar con los años.

Con 1.500 programas en el éter, Mañanas en Red es la materialización de una iniciativa que se pensó con dos metas: informar y entretener.

No hay dudas de que son dos conceptos que dan vueltas -todo el tiempo- cuando se estudia comunicación, pero no siempre se ven reflejados en los productos que se emiten o que llegan al público objetivo.

En el caso de Mañanas en Red, se fortaleció la decisión de contribuir al producto más allá de las personas que lo conformen y así muchos y muchas pasaron por los micrófonos de La Red dejando su talento, compromiso por la información y respeto por la audiencia.

Por esto, los 1.500 programas son la prueba cabal de que un buen programa de radio es posible. Dejando de lado a los apellidos y poniendo en importancia a los oyentes, sus dudas, sus opiniones, sus miedos y preguntas. Quizás por esto Mañanas en Red rankea entre los programas más escuchados de la provincia de Neuquén.

Es probable que escuchar radio sea una de las pocas acciones analógicas que aún hacemos algunos mortales. Porque si bien la tecnología llegó para devorarse todo, la fiel radio sigue manteniendo sus rituales. Tal vez los mismos que tiene la audiencia de Mañanas en Red, que enciende su reproductor radial al amanecer para informarse, reírse y porque no ganar el sorteo del día.

Ale, desde la oficina.