Arroyito.- Trabajadores de la Planta de Agua Pesada de Arroyito continúan con las medidas de fuerza en reclamo por el pago de sus sueldos correspondientes al mes de abril. Además, exigen que la fábrica se ponga en funcionamiento.

Pablo Sosa, integrante de la junta interna de los empleados, detalló en “Mañanas en Red” que son 450 los obreros afectados por la situación, junto con proveedores vinculados a la Planta.

Ayer mantuvieron un encuentro con el ministerio de Energía, y se les aseguró que mañana les darán un anticipo de su sueldo. “Se trata de una plata que debe el EPAS. Tenemos la esperanza de que eso se deposite”, explicó Sosa.

Acerca de la deuda que la fábrica mantiene, sostuvo que se debe una “cuestión administrativa por la que aún no han llegado los fondos para cubrir los haberes”.

“También exigimos que la Planta vuelva a ponerse en marcha. Sabemos que se cerró por una decisión política, y acá son muchas familias las que quedan sin trabajo”, manifestó.

El vocero adelantó que las medidas de fuerza se endurecerán hasta que la totalidad de los sueldos estén depositados.

En estos momentos los trabajadores se encuentran sobre la Ruta 22, a la altura del puente de Arroyito. Allí llevan adelante un corte intermitente que finalizará a las 14.