Neuquén.- El municipio de Neuquén capital inició hoy un peculiar operativo. Junto a los controles de Seguridad Balnearia comenzó en forma paralela un trabajo de Fiscalización Ambiental y control de ingresos de animales a los cuatro balnearios municipales.

Las tareas están a cargo de la subsecretaría de Medio Ambiente y tienen tres ejes fundamentales: el control de los ruidos molestos, la prohibición del ingreso de perros a los balnearios fijada en la ordenanza 13163, y la concientización sobre la correcta disposición de los residuos.

“Hay gente que ama a las mascotas y tiene derecho a pasear con ellas, pero hay gente a la que los animales le generan cierto resquemor o temor por lo que también hay que respetar esa situación”, comentó Marcelo Bermúdez, secretario de Gobierno y Coordinación.

En tanto, Silvia Gutiérrez responsable de la campaña y subsecretaria de Medio Ambiente, apeló a la responsabilidad de los vecinos y explicó: “Tienen totalmente prohibido el ingreso los animales. Eso dice la ordenanza que es bastante estricta y tiene contravenciones que llegan desde el que transita con un animal y hasta los que no limpian las heces de sus mascotas en los espacios públicos en general”.