Buenos Aires.- River pisó fuerte ante Rosario Central en el estadio Monumental y consiguió su quinto triunfo al hilo en la competencia, que le sirve para meterse dentro de la zona de clasificación para la Copa Sudamericana 2019 y todavía soñar con la Libertadores.

Primero, con un pase de Lucas Pratto llegó el gol de Rafael Santos Borré. Y luego, tras una mala salida con los pies del arquero Jeremías Ledesma, Quintero dejó libre a Borré, quien asistió a Pratto para el 2-0.

Así, con los goles de sus delanteros, River terminó sentenciando la historia y acumulando un triunfo más para seguir en la pelea por el ingreso a las copas: con 35 unidades, está en zona de Sudamericana y a cinco de Huracán, ubicado en el quinto puesto hasta el momento.