Preso se coció la boca y acusa hostigamiento policial

El hombre, que se encuentra detenido en la unidad 11 de Neuquén Capital, fue testigo de una causa de torturas en el año 2009.

Neuquén.- Ramón Masilla se encuentra detenido en la Unidad 11 de Neuquén y denuncia que es amenazado y sufre hostigamiento por parte de la policía. Por tal motivo, inició una huelga de hambre y se coció la boca.

El detenido había sido testigo en una causa de torturas en el año 2009, encontrándose actualmente detenido bajo custodia de sus propios torturadores. Esta sería la causa que llevó a la situación actual de Mansilla.

La agrupación Zainuco, mediante un comunicado, informó que «estos hechos de amenazas y hostigamientos se agravaron luego de ser conocida la decisión del Tribunal de impugnación de anular la sentencia absolutoria de los cinco policías imputados de torturas».

Ante la circunstancia del preso, la organización exige que se remueva a dos efectivos policiales hasta tanto se resuelva su situación en el juicio.