Alemania.- Cientos de detenidos y violentos enfrentamientos entre la policía y manifestantes de izquierda marcaron hoy el comienzo del congreso nacional del partido de derecha populista, Alternativa para Alemania. que busca erigirse en representante de un “patriotismo sin complejos” alemán.

Los manifestantes gritaron lemas como “los manifestantes pueden quedarse, los nazis deben irse”, mientras unos 2.000 miembros del partido Alternativa para Alemania, o AfD, llegaban el sábado por la mañana al sitio donde se celebraba la convención.

Los activistas también bloquearon temporalmente una autopista cercana y quemaron neumáticos en otra carretera que conduce al centro de convenciones. Unos 1.000 policías fueron desplegados en la zona para evitar enfrentamientos violentos entre miembros del partido de ultraderecha y los manifestantes de izquierda.

Finalmente, las corridas hicieron que activistas de izquierda quedarán detenidos. Aproximadamente unos 500 fueron detenidos y luego dejados en libertad.