Neuquén.- Vecinos y participantes de la Multisectorial en Defensa del Parque Bardas Norte se concentraron ayer en la Plaza de las Banderas para visibilizar la problemática existente con el alambrado del barrio privado Rincón Club.

El alambrado bloquea una calle de libre acceso que bordea al río Neuquén hace ya varios años y aunque los intentos han sido muchos el obstáculo sigue en su lugar.

“Vamos a continuar con esta lucha. Estamos en una situación miserable. Mientras se reprime y desaloja con gases las tomas pobres, en esta toma vip las autoridades del Gobierno hacen la vista gorda. Si no restituyen las tierras al parque vamos a accionar en instancias nacionales e internacionales porque acá se están violando derechos ambientales amparados por la Carta Orgánica y por tratados internacionales”, aseguró Rubén Gómez, vecino del barrio Rincón de Emilio y miembro de la multisectorial.