Neuquén.- Los trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) cortaron de forma total la Ruta Nacional 22 desde las 7 a la altura del puente Carancho en Senillosa. Uno de los motivos es el reclamo del pago de los sueldos adeudados.

Pablo Sosa, delegado de Ate, explicó que esperan el pago del salario de mayo, “necesitamos una solución para la planta que permanece sin producción”. Además, aclaró que la medida será por tiempo indeterminado y bajo la misma modalidad, de 7 a 19.

“Pedimos continuidad laboral, el pago de haberes atrasados y además la reactivación de la PIAP. Confiamos en que habrá una solución. Si no seguiremos cortando la ruta hasta tanto haya una mesa de diálogo”, sentenció Sosa.