Buenos Aires.- Luego de participar de una reunión con el presidente Mauricio Macri y los gobernadores de Río Negro y Chubut – Alberto Weretilneck y Mariano Arcioni respectivamente-, Omar Gutiérrez expresó que “los pueblos originarios son argentinos”.

Asimismo, consideró que “si la Justicia detecta grupos -sean de comunidades originarias o no- que subvierten el orden constitucional” caerá sobre ellos el peso de la ley.

En cuanto a la resolución del conflicto, el gobernador neuquino propuso crear un ámbito de articulación entre los sectores involucrados para atender las distintas necesidades.

“Es tiempo de conformar un espacio de articulación entre los gobiernos nacional y provinciales, con presencia de la justicia, los legisladores, y todas las comunidades originarias, todas, no sólo aquellas que por distintas razones tienen mayor visibilidad. Debemos fijar mínimos comunes y dejar trazada la senda por dónde se puede caminar y por dónde no”, expresó Gutiérrez.