Italia, Roma.- El Papa Francisco volvió a salirse del protocolo y lanzó un mensaje desafiante: “Tengo alergia a los chupamedias”, dijo el argentino, que además reveló su capacidad de cuestionar cualquier tipo de elogios, tanto o más que las críticas negativas.

“Tengo alergias a los aduladores. Me viene natural. Porque adular a otro es usar a una persona para un fin, escondido o visible, pero para obtener cualquier cosa para sí mismo. Es indigno”, afirmó el máximo Pontífice en un anticipo de una entrevista con la cadena TV2000, con motivo del cierre del Jubileo Extraordinario de la Misericordia.

“En Buenos Aires, en nuestro argot porteño a los aduladores los llamamos ‘chupamedias’ y la figura es propia de quien chupa las medias a otro. Es feo masticar las medias de otro, es un nombre bien hecho”, añadió.