Buenos Aires.- River venció por 2-0 a San Lorenzo en el Monumental y ambos finalizaron la Superliga con las cartas echadas: el anfitrión ya metido en Sudamericana y la visita en Libertadores.

El conjunto de Marcelo Gallardo mostró sus mejores cartas desde el principio, dominando lejos del arco de Franco Armani y anulando los circuitos del Ciclón alternativo.

A los nueve minutos de la segunda parte, Ignacio Fernández quedó mano a mano con José Devecchi y definió fuerte y alto para abrir el marcador.

A los 37, el ingresado Rafael Santos Borré apareció por izquierda y puso el segundo con un tiro al segundo palo. Después otro que salió del banco, Rodrigo Mora, estrelló un tiro libre en el horizontal, y en el cierre apareció Armani ante Paulo Díaz.

River selló un triunfo inapelable ante un Azulgrana que reaccionó tarde y sin profundidad, y se bajó el telón de la Superliga con un entretenido cruce de grandes.