Neuquén.- Un hombre terminó asesinado con 23 puñaladas tras una discusión nocturna por una moto, los dos hombres se juntaron a tomar por la tarde, se emborracharon y terminó con una víctima fatal. La Policía detuvo al agresor, que es oriundo de Bahía Blanca.
Estos tomaron alcohol de más, el agresor salió solo a comprar pero con la moto de la víctima, este habría tardado unos 15 minutos y, ni bien estacionó, comenzaron los reproches. Cabe resaltar, que el agresor agarró la moto para ir a comprar más alcohol a una despensa conocida, ya que, era tarde y estaba todo cerrado.
Los testigos aseguran que la discusión giró en torno a la moto que estuvo acompañado por el grado de alcohol que consumieron, sin embargo a las 5.25 un camión de Cliba encontró al hombre apuñalado tirado en la calle de tierra que costea la toma  ensangrentado.
La autopsia certificó que la persona había recibido 23 puñaladas repartidas en la espalda, la oreja y la mano derechas, los brazos y el tórax. Todas variaban en profundidad.
Una vez relevado el caso, se allanó la casa del agresor. Allí lo detuvieron y se secuestraron la moto y prendas de vestir con manchas de sangre. El arma no fue recuperada aún.