Rusia.- Croacia eliminó a Inglaterra por 2-1 en tiempo suplementario y avanzó por primera vez en su historia a la final de la Copa del Mundo. El domingo a las 12 definirá el título en Moscú, ante Francia.

Los de Gareth Southgate encontraron la ventaja rápidamente gracias a un tiro libre magistral de Kieran Trippier, que le pegó como su compatriota David Beckham y gritó el 1-0 a los 4 minutos del primer tiempo. Después, el duelo se tornó dinámico y por momentos hasta de golpe por golpe.

Ya en el complemento, los balcánicos apretaron el acelerador ante un rival que bajó su ritmo y a los 23′ tuvieron su recompensa. Kyle Walker se durmió en la marca y un anticipo bárbaro de Ivan Perisic sentenció el 1-1 que forzó el alargue.

En el suplementario, Croacia siempre fue superior ante una pálida Inglaterra y Mario Mandzukic hizo el gol más importante de su vida. A los 4′ del segundo tiempo, dejó sin chances a Jordan Pickford para sentenciar el 2-1.

Así, esta generación dirigida por Zlatko Dalic superó lo hecho en 1998 con el tercer puesto y en el Luzhniki definirán el título contra Francia, el domingo desde las 12.