Buenos Aires.- En Avellaneda, Independiente venció a Flamengo por 2-1 y se quedó con la primera final de la Copa Sudamericana. La definición será la semana que viene en el estadio Maracaná.

No había comenzado bien la noche para el Rojo, debido a que a los ocho minutos Rever saltó más alto que todos y la colgó del ángulo derecho ante la mirada de Martín Campaña.

El equipo conducido por Ariel Holan se recuperó rápidamente del golpe inicial, comenzó a llegarle al Flamengo por todos lados y a los 28, después de una buena jugada colectiva, Emmanuel Gigliotti le puso justicia al encuentro.

El Rojo iba, se aproximaba al segundo y llegó después de otra muy buena maniobra, que involucró a varios futbolistas y terminó con una linda volea de Maximiliano Meza que se metió al lado del palo derecho de César. Iban siete de la segunda parte.

El partido tuvo un pasaje de ida y vuelta, a puro vértigo. Se jugaba sin mediocampo, los dos tenían chances. Hasta que en el último cuarto de hora la visita se adueñó del balón e Independiente pasó a defender. Y aguantó bien el cierre.

El título se definirá el próximo miércoles en el mítico Estadio Maracaná, donde los fanáticos del Rojo tendrán cerca de seis mil localidades a disposición.