Cipolletti.- Un hombre se encontró con un delincuente que intentaba robarle la rueda de auxilio de su auto. Allí fue cuando los sujetos se pelearon a puño, y el malviviente escapó.

Hasta allí lo que parecía una escena normal de robo, se tornó insólita cuando se dieron cuenta que, en su huida, el hombre dejó abandonado a su hijo de cuatro años.

Afortunadamente, efectivos lograron detener al desalmado ladrón a pocas cuadras. El hecho ocurrió en la calle 9 de Julio casi Córdoba del barrio San Pablo hoy al mediodía.

Los vecinos aseguran que el delincuente pertenece a la comunidad gitana y que lo conocen porque tendría antecedentes por casos similares.