Cipolletti.- Un padre de 58 años que visitó ayer a la noche a su hijo en su vivienda, ubicada en el barrio Costa Sur de Cipolletti, terminó muerto a manos de su descendiente. Este luego de cometer el asesinato se entregó a la policía, quien investiga las causas del hecho.

Según las primeras informaciones, el hecho ocurrió en medio de una presunta disputa por una despensa que funciona como negocio familiar.

También se supo que la esposa del asesino huyó de la casa con su pequeña hija hacia Neuquén y el agresor decidió entregarse ante las autoridades de la Comisaría Cuarta de esa ciudad.