Estados Unidos.- U2 debió cancelar el concierto que tenía previsto brindar en la ciudad estadounidense de Saint Louis, ubicada en Missouri, por recomendación de las autoridades policiales ante el conflicto racial que se vive en la zona.

El conflicto se recrudeció en las últimas horas cuando un juez decidió absolver a un ex policía que en 2011 asesinó a tiros a un joven afroamericano, a quien el veredicto le atribuyó “conductas peligrosas” al intentar escapar de las autoridades ante la voz de alto.

“El Departamento de Policía de San Luis nos ha informado de que no están en condiciones de proporcionar la protección para nuestro público como se esperaría para un evento de este tamaño”, dijo la banda irlandesa a través de un comunicado.