Neuquén.- Personal dependiente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento, corta el tránsito de calle Santiago del Estero y Belgrano, donde funciona la sede central del organismo. Además, una columna de trabajadores se dirige a las puertas de la Casa de Gobierno para pedir una audiencia con el Gobernador.

El grupo exige que se habiliten nuevos ingresos a la planta permanente, dado que el sector se encuentra sobrecargado. Además, denuncian que no se cumplen las normas de seguridad provocando varios accidentes.

Sobre esto, Miguel Knop, miembro de la junta interna del EPAS dijo: “haremos una asamblea general en la calle y marcharemos a la Gobernación para denunciar la falta de personal y problemas de seguridad en el sector”.

“Actualmente el servicio funciona como puede, en un recorrido de Seguridad e Higiene se constató que los trabajadores limpian piletas que no tienen barandas y hasta alumbrándose con celulares”, detalló el delegado para Radio La Red Neuquén 93.7 .

“Tenemos un compañero accidentado que permanece internado y tiene un año como mínimo de recuperación” agregó Knop.