Se dictó la conciliación obligatoria y el servicio de colectivo vuelve a funcionar

La retención de tareas había sido tomada por los choferes de la empresa Autobuses Neuquén tras no recibir el total de sus haberes.

Neuquén.- Los trabajadores habían comenzado un paro por tiempo indeterminado, esperando que se les acreditará el total de sus sueldos.

La empresa de transporte urbano le había comunicado a la UTA que no podrá abonar los salarios. A pesar que la Municipalidad había abonado el subsidio correspondiente hace días.

Ante esta situación la Subsecretaría de Trabajo de la provincia, decidió dictar la conciliación obligatoria, que fue acatada por las partes.

El servicio de transporte en la ciudad vuelve a sus recorridos y horarios habituales.