Sanar la mente y el estómago en tiempos de aislamiento social

Una organización civil trabaja en La Meseta neuquina asistiendo con alimentos y también con temáticas de prevención del suicidio.

Neuquén.- La salud física y mental van de la mano y son complementos una con la otra. Estar bien por un lado no significa estarlo por el otro. No hay dudas, una vida saludable pide sanidad mental y física.

¿Pero que ocurre cuando pretendemos trabajar en la salud de nuestra cabeza y a la vez alimentarnos para ser fuertes?. La agrupación ACUCADES trabaja hace más de diez años en la prevención del suicidio, y como si fuera poco hace tres lleva adelante un comedor en La Meseta.

“Todos los sábados vamos a cocinarles a los vecinos de la zona. Quisiéramos hacerlo todos los días pero no nos da el bolsillo”, relata Ana de voz apaciguada pero firme.

Cada sábado, Ana y los voluntarios de la agrupación llegan con sus verduras y ollas hasta el basurero del lugar. Allí, los lugareños les prestan un puesto para hacer fuego y cocinar un plato de comida caliente que además de proteínas rebalsa de amor y empatía. Todo es precario, difícil. El viento y el frío no dan tregua y para no suspender la entrega de comida, ACUCADES realiza viandas y las reparte entre los vecinos.

“Además del comedor, damos charlas y capacitaciones en la prevención del suicidio. También hay asistencia en el post suicidio a las familias”, comenta la colaboradora.

No hay palabras ni detalles que puedan explicar o describir el trabajo de la organización civil. Es más, no puedo imaginarme ni un día de mi vida enfrentando los miedos y dolores que enfrenta Ana y su equipo. Sanar la mente y llenar el estómago no es tarea sencilla.

“Los problemas saben, siempre, donde estás”, canta un hombre calvo y definitivamente es cierto. La pandemia y la economía hacen de las suyas. Las dificultades están, existen. Sin embargo, ACUCADES no deja las batallas por la mitad y busca todo el tiempo ayuda entre sus voluntarios con nombre y apellido, y también esos anónimos.

A esos anónimos les escribo en este instante: Todo lo que creas que puede servirle a Ana y su maravillosa gente, no dudes en escribirles. Su vida y todas las horas de sus días se construyen en base a la premisa de ayudar a quien lo necesita.

Neuquén es de esas provincias que multiplica la solidaridad y en estos tiempos de dolor, es menester que hagamos algo por quienes necesitan de nosotros. Hay una salida y depende de vos llegar solo y vacío o acompañado y lleno de plenitud.

Si podes ayudar, comunicate con ACUCADES

  • WhatsApp: 299-623-2713 o 299-548-8144
  • Instagram: ACUCADES NEUQUEN
  • Gmail: acucadesneuquen@gmail.com