Neuquén.- Alfredo Escalante y un equipo de oftalmólogos llegaron a Neuquén capital para realizarles anteojos a sus compatriotas que viven en la región. Sin embargo, los precios accesibles llamaron la atención de neuquinos que también aprovecharon la iniciativa. Tu Noticia dialogó con él y su mujer Scarlet Espinosa para conocer más sobre la actividad.

”La jornada nace a raíz de la situación política en Venezuela. Entendimos que muchos venezolanos están saliendo del país con necesidades. Si bien fue pensado para ellos, los locales también se mostraron interesados y lo extendimos”, resaltó Alfredo.

Con su dulce tonada latinoamericana, el hombre contó la actualidad del país. ”El problema político es generalizado, no sólo lo encontras en la capital. La ciencia, las ideas, todo cambió. La dictadura ha obligado a que los profesionales se vayan. Hemos tenido que salir a buscar nuevos rumbos. No es nada fácil salir de tu país, pero si te quedas allá morís con el sistema”, detalló.

Respecto a sus hermanos que han arribado a la ciudad de Neuquén, comentó que ”muchos de ellos se dedicaban al petroleo en Venezuela, así que han venido para aportar todo lo que saben”.

Escalante no se olvida de los totalitarismos que golpearon a Argentina, y precisamente hace una referencia a ello. ”Los regímenes militares de Argentina no desabastecieron a la sociedad; la dictadura iba más por un lado político y de fuerzas de seguridad. La dictadura de Venezuela nos ha quitado todo, alimentos, salud, educación”, afirmó.

Concluyendo, Fernando expresó la principal motivación de viajar para ayudar a sus paisanos. ”Nosotros aportamos el corazón, no hicimos esto por negocio y los precios que manejamos lo confirman”.