Neuquén.- Hoy, una pareja transitó dramáticos momentos cuando luego de que, el vehículo en el que viajaran, se saliera de la calzada y cayera al cause de un arroyo.

Al perecer, las primeras versiones dan cuenta que el conductor se habría quedado dormido al volante. El siniestro alertó a los automovilistas que pasaban por el lugar y qué comenzaron a detener su marcha a la vera del camino para intentar rescatar a los ocupantes del auto.

La pereja, afortunadamente, solo sufrió leves lesiones.