¡River Plate es Super Campeón de América!

Se lo dio vuelta a Boca Juniors y le ganó 3-1 en el alargue. El equipo millonario logró su cuarta Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu y el noveno título para Gallardo como entrenador.

Madrid, España.- River Plate le ganó a Boca Juniors por 3-1 en la Superfinal disputada en el Santiago Bernabéu y se coronó campeón de la Copa Libertadores de América.

El comienzo del partido lo tuvo al equipo «Xeneize» generando la primer ocasión de gol clara. Pablo Pérez recibió la pelota de un rebote en un córner y con una tijera definió a las manos de Franco Armani.

El encuentro fue parejo y trabado en el terreno de juego, recién a los 43 minutos de la primera etapa pudo abrirse el marcador. Nahitan Nández habilitó con un pase largo a Darío Benedetto, que gambeteó a Pinola y Maidana y definió contra un palo ante la salida del arquero millonario, que hizo gritar a los hinchas Xeneize.

En el complemento River salió con otra actitud y no tardó en generar situaciones. A los dos minutos, un remate de Nacho Fernandez tras una buena pared con Lucas Pratto, se fue cerca del ángulo. Un rato más tarde, Andrada controló un disparo de Exequiel Palacios.

A los 10 del complemento, llegó la primer polémica del encuentro, Pratto anticipó a Andrada, punteó la pelota por arriba y el arquero se lo llevó puesto. Pareció penal, pero el árbitro Cunha cobró falta en ataque. A los 22 llegó una jugada colectiva del millonario que derivó en el empate. Fernandez combinó con Palacios por derecha, fue hasta el fondo y sacó un centro atrás que Pratto definió para delirar a toda la gente millonaria que estuvo en él Bernabéu.

A partir de ahí dio la sensación que River estaba un poco mejor, con Boca a la espera de una contra. Pero ninguno pudo volver a quebrar a su rival y hubo que jugar el alargue. En los primeros 15, Wilmar Barrios vio la roja por una dudosa infracción a Palacios y dejo al Xeneize con 10. Julián Alvarez tuvo la más clara con un remate que se fue desviado. A los 107 minutos del partido, se rompió la paridad. Juan Fernando Quintero quién había ingresado al terreno de juego, recibió un centro atrás de Mayada y sacó un remate desde fuera del área que reventó el travesaño y dejó sin reacción a Andrada para poner 2-1.

Desde ese momento Boca fue en busca del empate con lo que le quedaba y arrinconó al Millonario contra su arco, que no pudo aprovechar las contras que tenía. Gafo tuvo que abandonar la cancha por una lesión y el Xeneize jugó los últimos minutos con 9 jugadores. A los 119 minutos, Jara tomó un rebote en el área y pegó un tiro en el palo, que rozó en un jugador rival. Tras ese corner, se cerró la historia: Quintero se quedó con el rebote y habilitó a Martínez que definió con el arco libre, logrando el 3-1 y desatando la locura final.

River se consagró en Madrid con su cuarta Copa Libertadores y participará del Mundial de Clubes que se hará en Abu Dabi entre los días 12 y 22 de diciembre.