Neuquén.- El diputado Eduardo Fuentes, del Frente Neuquino, presentó un proyecto para crear un convenio que fije un “acceso laboral prioritario” a descendientes de trabajadores que se desempeñaban en YPF antes de que sea privatizada. Dicho acuerdo se celebrará entre el Poder Ejecutivo y la empresa. Regirá para descendientes en línea directa de trabajadores que tuvieran vínculo laboral anterior al 31 de diciembre de 1992 con la empresa.

Según se desprende de los fundamentos, el objetivo del proyecto es lograr un “resarcimiento histórico” para aquellos trabajadores y familiares que sufrieron en forma directa las consecuencias de la privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales.

La ley promueve la “discriminación positiva” del grupo poblacional en cuestión que aún hoy “sufre las dificultades del desarrollo familiar por la pérdida del puesto de trabajo de sus padres”.