Buenos Aires.- Las ventas de combustibles registraron una caída en sus ventas del 8% interanual. Por eso existe la posibilidad de que una importante cantidad de surtidores dejen de funcionar.

El presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines, Gabriel Bornoroni, aseguró este lunes que las estaciones de servicio registran una caída de ventas del 8% interanual en el arranque de noviembre, por lo cual advirtió que la actividad atraviesa una “situación complicada” y corre peligro de cierre el 16,7% de los surtidores.

“Vivimos una situación complicada, con una caída interanual del consumo del 8% en todo el país. Parece un porcentaje menor, pero no lo es. De las 4.800 estaciones que hay en el territorio nacional, unas 800 corren actualmente peligro de cierre”, alertó el dirigente.

En declaraciones radiales, Bornoroni aseguró: “Estamos muy alertas, pero al mismo tiempo desconcertados, porque en todas las provincias hay cuenta corriente para la venta de combustible. En algunas, un 50% del consumo se realiza de esa manera. Y eso termina perjudicando nuestra rentabilidad”.