Neuquén.- El intendente de la ciudad Horacio Quiroga informó esta mañana que la protesta de las ex empleadas a las que no se les renovó el contrato, le costó al municipio 1.000.000 de pesos.

El comunicado se da en el mismo momento en que se desarrolla la audiencia convocada por la fiscal Paula González, que logró que las manifestantes levantaran la medida de fuerza ayer por la tarde,

Para Quiroga, a causa del cierre del municipio este mes los contribuyentes le deberán pagar un día y medio de los salarios a 450 empleados sin que efectivamente hayan trabajado. “De acuerdo a lo informado por la secretaría de Economía, todos estos conceptos (pago de un día y medio de sueldos de 450 empleados, destrozos, operativo limpieza) suman 1 millón de pesos”, destacó.

“A esto tenemos que agregarle el perjuicio por el no funcionamiento de las cajas recaudadoras del municipio y en una fecha donde se producen importantes vencimientos anticipados, sobre todo de la licencia comercial que pagan las empresas”, añadió.