Centenario.- Tras una reunión realizada esta mañana, los padres decidieron tomar las instalaciones solicitando que se finalicen las reparaciones en el lugar. Motivó esta medida la caída de una placa de durlock la semana pasada en 4° grado.

María Ángeles Pérez, directora de la Escuela 360, en una entrevista radial dijo que “quien está a cargo de servicios públicos me comunicó que se había quedado sin material por eso no pudieron terminar el arreglo. En un principio lo que se fue reparando fue los baños de los alumnos y en la primera semana de clases empezamos a notar que había un pérdida de agua, ahí me confirmó que al poner un lavatorio pincharon un cañería”

Además, contaron que los trabajos en la cocina no fueron finalizados y por eso tuvieron que implementar un cronograma que solo contempla manzanas y yogurt como alimentos. Pérez, explicó que “los padres son los que acompañan desde la creación de la escuela, están cansados de las promesas, nosotros como cuerpo directivo estamos acompañando a ellos”