Neuquén.- Cerca de las 8, los trabajadores de Maderas al Mundo se movilizaron sobre la Ruta 7 frente a la empresa. Allí reparten volantes para difundir su situación.

Desde hace meses los obreros reclaman por su reincorporación a planta, luego del sorpresivo cierra de la fábrica.

Hace pocos días, la maderera retomó sus actividades y contrató a 36 de los 87 trabajadores despedidos.

Por el lado de quienes no fueron reincorporados se exige volver a sus puestos de trabajos y rechazar cualquier indemnización.