Rusia.- Argentina, sin la presencia de Lionel Messi, cerró el 2017 con una derrota impensada ante Nigeria. En Rusia, el equipo de Jorge Sampaoli vencía cómodamente por 2 a 0, pero se durmió en el complemento para beneficio de los africanos que se llevaron el amistoso por 4 a 2.

El primer tiempo tuvo a la Argentina como clara protagonista. El primer gol llegó de un insólito blopper del arquero nigeriano que tomó la pelota con las manos fuera del área. De ese error, nació el golazo de tiro libre de Ever Banega. Minutos más tarde, el Kun Agüero marcó el segundo con una excelente asistencia de Pavón.

Sobre el cierre del primer tiempo descontó de tiro libre Kelechi Iheanacho, con un remate que dejó sin chances a Marchesín.

En el complemento, ya con Benedetto por Agüero, la Selección se durmió tres minutos y los africanos dieron vuelta el partido, por intermedio de Alex Iwobi a los 7’ y Brian Idowu a los 9’. Con los goles comenzó el descontrol en Argentina que cometió varios errores defensivos.

A los 27’, Iwobi le tiró un caño a Mascherano y definió contra un palo para sellar el 4 a 2 final.