Neuquén.- Un motociclista alcoholizado fue demorado luego que evadiera un control policial e intentara agredir a los uniformados.

El hecho ocurrió minutos después de las 2 de la mañana, cuando personal policial de la Comisaría Segunda intentó identificar a los ocupantes de una moto en la esquina de Domene y Avenida Olascoaga.

El parte policial informa que al advertir la presencia de los uniformados, el conductor de la moto decidió escapar realizando una maniobra que puso en peligro la integridad física de tres efectivos que pretendían retenerlo.

Luego de una breve persecución, los efectivos lograron dar alcance al motociclista en la esquina de Río Negro y Democracia, y este intentó agredir al personal policial.

Finalmente los efectivos pudieron controlar la situación y demorar al joven de 23 años y a su acompañante, una mujer de 20.

Además, el motociclista fue sometido a un control de alcoholemia, que permitió establecer que manejaba con 1,75 gramos de alcohol en sangre, por lo que también decidieron secuestrar la moto.