Neuquén.- En una audiencia de control de acusación y con el consentimiento de las víctimas, la asistente letrada de la fiscalía de Delitos Económicos, Elisa Carossio, acordó que acusados por estafa accedan a la suspensión de juicio y realicen una reparación económica.

Un hombre y dos mujeres habían sido imputados por estafar al menos a seis personas, en el dictado de la carrera de Psicología Social en la ciudad de Centenario.

La teoría del caso que presentó Carossio fue que los acusados simularon la validez y autenticidad del dictado de la carrera de grado de Psicología Social en el denominado Centro Psicosocial Argentino sabiendo que carecían de la habilitación para su correcto funcionamiento por parte del Consejo Provincial de Educación como así por la Dirección General de Escuelas Privadas de Neuquén y en consecuencia, de la invalidez de los títulos otorgados para el ejercicio de la mentada profesión.

Las víctimas entre 2016 y 2017, convencidas de la autenticidad de la carrera, cumplieron con los requisitos exigidos por el Instituto y abonaron sumas de dinero en concepto de matrícula y cuotas mensuales por un monto cercano a los 33 mil pesos.