Suiza.- Desde que ese 29 de diciembre de 2013 un accidente de esquí lo dejó al borde de la muerte, la vida cambió para Michael Schumacher.

En las últimas horas, salió a la luz un detalle que impacta: el ex piloto alemán pesa menos de 45 kilos, lo que complica su recuperación.

El dato lo reveló el diario británico Daily Express. Allí se informa que Schumacher sigue sin poder hablar ni caminar, en una recuperación muy lenta como consecuencia de las graves lesiones físicas y cerebrales que sufrió en el accidente mientras esquiaba en los alpes franceses, y que lo mantuvo en coma durante seis meses.

Fuente Clarín