Mauricio Macri se reunió con los lideres sindicalistas

Junto al ministro de Trabajo, el Presidente recibió en su despacho a Moyano, Barrionuevo y Caló; la inflación y las paritarias en el centro de la discusión.

Capital Federal.- El presidente Mauricio Macri recibió esta tarde en su despacho a siete dirigentes gremiales peronistas, acompañado por su jefe de Gabinete, Marcos Peña y por el titular de la cartera laboral, Jorge Triaca.

Macri recibió en la Casa Rosada al jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, de la CGT oficialista durante el último gobierno, Antonio Caló, así como a los líderes sindicales Armando Cavalieri,Gerardo Martínez, Juan Carlos Schmid y Gerardo «Momo» Venegas.

El gran ausente fue el secretario general de Obras Sanitarias, José Luis Lingieri, que cedió su lugar al otro miembro de los «independientes», el dirigente de la Construccion Gerardo Martínez. Lingieri había comenzado las tratativas para que el Gobierno tratara un menú de medidas para mejorar el poder adquisitivo en medio de las negociaciones paritarias. Cerca de Lingieri ironizaron que el titular de Uatre es el dirigente sindical que «va en representación del Pro».

Al ingresar en la Casa Rosada, Venegas se encargó de confirmar esa ironía porque sus declaraciones resultaron las más afines al oficialismo. «Ayer estuve en una reunión de la CGT y en ninguno de los secretarios generales se habló de los despidos», dijo el jefe de los trabajadores rurales. Si bien admitió que «el tema precios preocupa», se manifestó «optimista» en que «la inflación descenderá».

Hoy fue la primera vez que Macri recibió a estos gremios, que se encontraban alejados entre sí, especialmente Caló y Moyano. Sus reclamos hoy coincidieron.

No esperan anuncios ni que el encuentro trascienda la formalidad ni las sonrisas para la foto. Sí, llevarse señales claras de que Macri efectivamente va a avanzar con las reformas que reclama el sindicalismo y que se han vuelto piezas clave de las paritarias.

La agenda incluye la elevación del mínimo no imponible de Ganancias (el Gobierno prevé llevarlo de los $ 15.000 actuales a $ 30.000 brutos), la modificación de las escalas del impuesto, el aumento y la universalización de las asignaciones familiares y la rebaja del IVA a los productos de la canasta básica para sectores más vulnerables.