De acuerdo con un informe del Instituto Global McKinsey, publicado en el sitio del Foro Económico Mundial, casi la mitad de todo el trabajo que se realiza en la actualidad podrá ser automatizado para el año 2055.

Sin embargo, una variedad de factores, incluyendo la política y la opinión pública hacia la tecnología, podría postergar esta tendencia otros 20 años más.

El autor del informe, Michael Chui, es un experto en Big Data e Innovación. Hizo hincapié en que el avance de la robótica y la sistematización del empleo no quiere decir que vamos a estar inundados de desocupación masiva en las próximas décadas.