Neuquén.- Bomberos Voluntarios de Centenario liberaron nuevamente a un perro que tenía su cabeza atorada. El operativo se realizó en una vivienda de la calle Ramos Mejía, del barrio Libertad.

El perro había quedado con la cabeza dentro de un recipiente de plástico y el rescate demandó varios minutos ya que los voluntarios debieron trabajar de forma coordinada para no lastimarlo.

Finalmente lograron cortar el plástico y sacarle la cabeza con éxito.