“Selfi”, “viral”, “sororidad”, son algunas de las palabras que nacieron recientemente, a través de la tecnología y la comunicación. Sin embargo, otros vocablos mueren por el desuso. “Candorosamente”, “desahuciadamente” o “escritorzuelo” son algunas de las que pasarán al olvido.

La Caja de las Letras del Instituto Cervantes inauguró una muestra en la que exhiben 2.793 palabras que en los últimos 100 años se retiraron de los diccionarios de la RAE. “La lengua está viva, está pegada a la piel de la sociedad”, dijo Luis García Montero, poeta y director del Instituto Cervantes, a la prensa nacional respecto de la particular muestra.

La exposición busca “dar una mirada a las palabras que desaparecen, hoy que siempre hablamos y discutimos sobre los matices y los nuevos significados de las palabras”, expuso el poeta.