Un error del hijo de “El Chapo” Guzmán podría terminar con la mayor búsqueda internacional de uno de los principales líderes del narcotráfico, fugado hace casi dos meses de una cárcel de máxima seguridad en México.

Jesús Alfredo Guzmán Salazar, de 29 años, publicó una fotografía en su cuenta de Twitter el 31 de agosto pasado, en la que aparece en la mesa de un restaurante junto a otras dos personas, una de ellas aparenta ser su padre, con los rostros tapados por emoticones.

“Agustooo aqui ya saben con quien apatoroo” (sic), dice el mensaje que acompaña la fotografía publicada por la cuenta @AlfreditoGuzma, para sus casi 160 mil seguidores.

Aunque la intención de su hijo puede haber sido ridiculizar al gobierno mexicano por permitir su fuga y por los nulos resultados de su búsqueda, así lo demuestra que Alfredo retuiteó nuevamente la fotografía, lo cierto es que este error podría finalmente conducir a la captura de “El Chapo”.

Las autoridades no perdieron el tiempo y ya están buscando al jefe del cártel de Sinaloa en el país centroamericano.

“El Chapo” Guzmán escapó en julio pasado por segunda vez de una prisión de México, en este caso de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano en la que llevaba más de un año encerrado.