Buenos Aires.- El Gobierno nacional comenzó a investigar a los clásicos boliches de Bariloche, entre los que están Cerebro, Rocket, By Pass y Genux, por supuesta cartelización, con un impacto en los precios.

La Secretaría de Comercio informó que dictó una medida cautelar contra las empresas propietarias y explotadoras de boliches bailables en la ciudad rionegrina, a partir de una denuncia por prácticas de cartelización que investiga la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC).

Se trata de la firma Alliance, denunciada por establecer “un acuerdo de precios y condiciones de comercialización de las fiestas que forman parte de los paquetes turísticos para los estudiantes que realizan su viaje de egresados”. Además, se acusa a la firma de realizar maniobras de venta atada, y de excluir a competidores en el ofrecimiento de las clásicas “fiestas de bienvenida” y del servicio de discotecas nocturnas. La firma que denuncia ser perjudicada por estas maniobras anticompetitivas es Powerlink, que explota de manera comercial el predio Puerto Rock.

La CNDC decidió establecer una medida preliminar, mientras el expediente continúa en curso, por la posibilidad de que Powerlink, el único competidor potencial real en el corto plazo en Bariloche, quede fuera del mercado. “Por lo tanto, se ordena a las firmas que dejen de vender en conjunto y pasen a un esquema de comercialización individual”, informó Comercio.