Neuquén.- El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, anunció que movilizarán el día viernes 13 de mayo a unos 15.000 trabajadores de la región al centro de Neuquén capital,“donde vamos a rechazar cualquier intento de despido una vez finalizado el Procedimiento Preventivo de Crisis. Y no vamos a firmar otro preventivo, porque no hay razones para no poner los equipos a trabajar”.

“Crisis no hay, la única crisis que existe es la de los trabajadores que viven amenazados. Se los llama constantemente para acordar la salida, el despido; estos son aprietes que tampoco vamos a permitir”, agregó.

Recordó el senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino que se realizaron acuerdos entre todos los sectores para mantener el nivel de actividad, como fue el acuerdo alcanzado en 2015 que mantuvo el precio del barril muy por encima de los precios internacionales. “El argumento del acuerdo, firmado por las provincias productoras, el Gobierno Nacional, los trabajadores y las empresas; era mantener la actividad. Por eso es inadmisible que en este momento estén bajando equipos de perforación”, remarcó.

En este sentido, Guillermo Pereyra denunció que la empresa San Antonio bajó 14 equipos de perforación y workover; y amenaza con despedir a 480 trabajadores.“Nosotros le dijimos que no lo vamos a permitir”, aseguró.

Finalmente, recordó que desde el Gobierno de la Provincia y desde su rol como senador de la Nación, trabajaron fuertemente para conseguir un mayor reconocimiento del precio del gas en boca de pozo para que los equipos sigan en actividad, “y resulta que ahora le aumentaron el precio del gas a las familias para sostenerlo, pero no subieron los equipos comprometidos”. “Por eso, no encontramos razones para que no pongan a trabajar lo equipos”, concluyó.