Capital Federal.- El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno “no encubrió” la presunta participación de Gendarmería en la desaparición de Santiago Maldonado, al afirmar que “siempre” estuvo abierto “a todas las hipótesis”, y reconoció que “la Justicia no está preparada para investigar casos” como éste o la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Luego que la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia decidiera apartar al juez de Esquel Guido Otranto de la investigación sobre Maldonado, el funcionario destacó que “la Justicia funciona institucionalmente” y esto “se tiene que tomar naturalmente”.

Luego que se difundieran algunos documentos que apuntarían a una presunta participación de Gendarmería en la desaparición de Maldonado, el ministro señaló que “tenemos que mejorar y modernizar a las fuerzas de seguridad”, al tiempo que juzgó que “nuestro país tiene una debilidad institucional muy fuerte” porque “son años de una democracia mal entendida”.

Para Garavano, “la fiscal Silvina Ávila está trabajando con mucho sigilo y empeño” en el caso, no obstante criticó que “la Justicia argentina tiene dificultades para afrontar casos complejos o que salen de lo normal, pero también tiene dificultades para resolver casos que están dentro de lo normal”.