Neuquén.- “Hay dinero para subsidiar a las empresas pero no para aliviarle el peso del ajuste a la gente, y no está mal lo primero siempre y cuando el Gobierno Nacional termine con su insensibilidad social”, dijo hoy el vicegobernador y precandidato a gobernador de la lista Violeta del Movimiento Popular Neuquino, Rolando Figueroa, durante una recorrida por las localidades de la Comarca Petrolera.

Figueroa se refirió al decreto del Poder Ejecutivo Nacional que exceptúa del ajuste, con la autorización de beneficios impositivos y de costos aduaneros, a los nuevos proyectos de inversión de la industria petrolera.

“Es una medida que celebro porque apuntala una industria que es esencial para el crecimiento del país y el desarrollo de nuestra provincia, pero los recursos del Estado se deben volcar en forma equilibrada, con decisiones que ayuden a empujar el crecimiento de la economía sin asfixiar a la gente con la eliminación de beneficios sociales”, expresó.

El vicegobernador sostuvo que “hay un inocultable trato preferencial con las empresas del sector energético y una prueba más se acaba de conocer hoy con la decisión que tomó el Gobierno Nacional de asumir el pago de la deuda que tienen las distribuidoras de gas con las productoras, generada por la devaluación de este año”. Esto sucede, insistió Figueroa, “mientras no tienen empacho en reducir los subsidios que benefician a los más pobres”.

“El Gobierno Nacional y sus aliados, como lo es un sector de mi partido, descargan todo el peso del ajuste siempre sobre los mismos hombros, los de la inmensa mayoría. Y esta semana consolidaron una política que provoca sufrimiento con la aprobación de un presupuesto que fue dibujado con la lapicera del FMI”, manifestó el vicegobernador.

Por último, Figueroa reiteró que “en el gobierno provincial se sigue celebrando la exportación de gas, primero a Chile y ahora a Brasil, mientras acá tenemos a muchos neuquinos sin poder acceder a ese servicio esencial”.