Francia.- No habrá en esta oportunidad película argentina en competencia por la Palma de Oro (la última fue Relatos Salvajes de Damián Szifron en 2014), ni tampoco en Una cierta mirada, la segunda competencia en importancia del Festival, donde los filmes nacionales suelen tener su lugar.

No habrá en esta oportunidad película argentina en competencia por la Palma de Oro (la última fue Relatos Salvajes de Damián Szifron en 2014), ni tampoco en Una cierta mirada, la segunda competencia en importancia del Festival, donde los filmes nacionales suelen tener su lugar.

Thierry Frémaux, el director del Festival, programó la nueva película de Juan Solanas, Que sea ley, para posiblemente el mejor día del evento, el sábado 18. Este documental del hijo del senador y realizador Pino Solanas, sobre el debate y el tratamiento de la ley por el aborto legal, seguro y gratuito, se exhibirá fuera de competencia, pero en la selección oficial, como Séance Spéciale (sesión especial).

Hay dos cortometrajes que competirán por el premio en su formato. Son Monstruo Dios, de Agustina San Martín, y La siesta, de Federico Luis Tachella. El jurado que decidirá su suerte (y la de los otros nueve elegidos, entre 4.240 enviados) será presidido por Claire Denis (Bella tarea).