Buenos Aires.- Comenzó el retiro espiritual entre el presidente Mauricio Macri, su gabinete y los más cercanos al partido, con la vista puesta en analizar el primer año de gestión, pero sin dejar de mirar lo que se viene para el próximo año.

Diego Sehinkman, conductor del programa que lleva adelante el retiro, contó: “Van a dormir de a dos pero no pueden armar las parejas. Hay un juego preparado para saber a quién le toca a quién.

La novedad pasa por la ausencia de Jaime Durán Barba uno de los mayores referentes de cambiemos.